Precauciones antes de mandar dinero al extranjero

Una vez al mes, Adriana López le manda a sus padres $150 del dinero que gana limpiando casas en Austin, una transacción que se ha complicado para ella y para los miles de trabajadores que regularmente mandan remesas a sus países de origen. López, quién llegó de Reynosa, Tamaulipas cuando tenía